-Evento: Café ASIME con Venezuela

Falta especialización a todos los niveles en el ámbito de la sustracción internacional de menores, según Milagros del Valle García Martínez, abogada ejerciente en Caracas, Venezuela. Durante el celebrado el 14 de julio de 2020, con asistencia de socios de España, Argentina y
México, Milagros ha explicado que para que el retorno sea efectivo, se necesita tomar conciencia del asunto.

Igualmente entiende que debería haber por parte de jueces, abogados y funcionarios una sensibilidad especial en cuanto a esta materia, para que entre todos presionen a los progenitores implicados, para hacerles entender la importancia de que los niños, niñas y adolescentes estén en contacto con ambos progenitores. Esto es aún más importante por el momento histórico complicado que está atravesando Venezuela, ya que los conflictos afectan igualmente al transcurso de los procedimientos.

Así, si bien la ley venezolana también respeta los plazos cortos del Convenio de La Haya, en la práctica los procedimientos de sustracción pueden durar años. El primer bache suele estar en la localización del menor, pero también la tramitación de recursos de casación y la propia ejecución
pueden hacer que la duración sea muy superior a la legalmente permitida.

Preguntada por la mediación, Milagros ha manifestado que, si bien se intenta recurrir a este método de resolución de conflictos, nuevamente en la práctica no suele ser muy resolutivo. En parte el fracaso se debe a la cultura propia de los progenitores implicados, que rechazan esta
vía, y en parte por la falta de medios y recursos necesarias para llevarla a cabo

Tags: