Noticias

Latest News

» Noticias

Secuestro por encargo de hijos de padres peleados

Quedan pocos minutos para las 9:00 de la mañana, y Michael -nombre ficticio para proteger su identidad-, de 10 años, se dirige al colegio noruego de Albir, en el municipio alicantino de l’Alfàs del Pi, como cada día durante los últimos tres meses. Camina tranquilo, mochila en ristre, por una calle cuesta abajo entre casas blancas de dos plantas, propias de las urbanizaciones que en esa zona albergan colonias de distintos puntos de Europa. Cuando cuatro hombres bajan de un coche y se abalanzan sobre él, su acompañante, que empuja un carrito, apenas tiene tiempo de reaccionar. Intenta resistirse y se tira por el suelo, mientras dos de los asaltantes inmovilizan al adulto que lo acompaña. El cochecito ha volcado, y el otro niño está por tierra.

En ese momento, Michael no puede imaginar, porque el terror le impide reconocerlos, que los hombres que lo cogen en volandas y lo lanzan dentro del vehículo son su padre y su tío paterno. Los acompañan el ex conductor de ambulancias noruego Martin Waage y Pelle, del tamaño de un armario y ex militar sueco. Son director y empleado, respectivamente, de ABP World Group, la empresa de restitución de menores -secuestro lo llaman otros- con tintes paramilitares y establecida en Málaga, que Geir Waagenes ha contratado para recuperar a su hijo, del que tiene la custodia y que fue sustraído por su ex mujer en Noruega.

Pocas horas después, y tras la mediación de la Policía noruega para evitar la detención de padre y tío, consiguen embarcar en un vuelo con destino al país nórdico. «No puedo decir cuánto dinero pagué, sólo que fue una cantidad razonable. Está claro que aquello no fue bueno para nadie, todos perdimos, pero era la única vía que yo veía en aquél momento», explica este banquero de 35 años a Crónica por teléfono.

ABP World Group, que asegura haber restituido 200 niños en todo el mundo, no es la única empresa que opera en España. También lo hace el Centro Experto Internacional Secuestrodemenores.ES (CEIS), fundado en 2000 por el hispano-holandés Anselmo Llobera Hoogkamer. Llovera afirma haber devuelto a España nueve menores sustraídos por uno de sus padres.

La Eurocámara debate la sustracción internacional de menores por sus progenitores

Cuando un padre o madre saca a su hijo de un país al margen de la ley, deja al otro progenitor ante una complicada batalla legal. Para garantizar la vuelta rápida del menor sustraído, más de noventa países entre los que se incluyen todos los de la Unión Europea, son miembros del Convenio de La Haya de 1980, que establece un marco legal común. Los eurodiputados debaten este martes 10 de febrero, y votan este miércoles 11, una resolución sobre la adhesión de ocho nuevos países al convenio.

Los eurodiputados se disponen a proponer a los Estados de la Unión Europea que reconozcan la adhesión de Gabón, Andorra, Seychelles, Rusia, Albania, Singapur, Marruecos y Armenia al Convenio de La Haya de 1980 sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores. Siga el debate en directo en nuestra web, a través del enlace que encontrará en el margen derecho de esta información.

“El convenio nos proporciona medios eficaces para resolver de manera amistosa este tipo de disputas entre países”, aseguró la eurodiputada verde finlandesa Heidi Hautala, encargada de redactar el proyecto de resolución de la Eurocámara. Hautala añadió que hay que hacer otra cosa más: “El derecho de familia no se ha armonizado en la Unión Europea pero, quizás, habría que dar algunos pasos”. Y puntualizó: “Armonizar o, por lo menos, aclarar conceptos clave como la residencia habitual o el derecho de custodia facilitaría que los Estados de la Unión Europea resolvieran estos casos con más eficacia”.

La sustracción de menores por sus progenitores es la situación en la que la madre o el padre de una niña o un niño se lo lleva de su residencia habitual sin el acuerdo del otro progenitor, violando los derechos de custodia o de visita de este último.